Testimonio

Después de dos años de casados y escuchar la tan inevitable pregunta de “¿y ustedes cuando?” en toda reunión, hoy gracias a Dios y a CEMER estamos esperando a nuestra princesa Viennita para dentro de un mes. Le agradezco enormemente a Dios el que mi esposo haya desarrollado un gusto por el triatletismo y así poder conocer al Dr. Bendaña quien me evaluó y encontró un caso severo de Endometriosis y Trompas de Falopio obstruidas hace un año, operándome justo a tiempo, luego de esta operación con el tratamiento adecuado el milagro de mi princesita se dio 5 meses después. Se y entiendo lo duro que es verse rodeadas de los primos, hermanos, mejores amigos con sus bebes y uno no saber cuando o por que no pronto, pero si mi consejo les vale lo mejor es la evaluación a tiempo y la plena fe en Dios, que utiliza al Dr. Sergio Bendaña como su instrumento en nuestra ciudad.
I & Z

Escriba un comentario