Regalito en Camino

Regalito en camino.

Desde la adolescencia fui diagnosticada con Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP) condición por la cual mis períodos siempre fueron irregulares, estuve mucho tiempo tomando pastillas anticonceptivas según me dijo mi ex ginecólogo, mis períodos se podían regular con el tiempo y así poder salir embarazada sin ningún inconveniente, el tiempo pasó y no lograba ni un embarazo, hasta que me recomendaron con el Dr. Sergio Bendaña, desde la primera cita, él nos habló con mucha propiedad en cuanto a los tratamientos y nos recomendó iniciar con el coito programado, nos inspiró mucha confianza y decidimos iniciar tratamiento.

Primero, nos mandaron a hacer varios exámenes para descartar que mi esposo no tuviera algún inconveniente y que yo no tuviera otro problema aparte del SOP, todos los exámenes salieron bien, mis trompas estaban limpias y el útero en su tamaño normal, etc. Iniciamos con Citrato de Clomifeno para impulsar la ovulación, y así iniciar con el seguimiento folicular, en el primer intento no tuvimos suerte porque mis folículos no crecieron el tamaño óptimo, en se segundo intento, seguimos las mismas indicaciones y los folículos ya tenían un tamaño óptimo, fue cuando me recetó inyectarme Ovidrel para que el folículo pudiera reventar y así lograr la fecundación, para ese entonces al día 15 después de la inyección me hice la prueba de embarazo y recuerdo sentirme un poco desanimada por no lograr el embarazo deseado, el Doctor Sergio me dio ánimo diciéndome que tuviera mucha paciencia y tratara de relajarme, para así no bloquear mi mente, en el tercer intento, al igual en el segundo, mis folículos ya tenían un tamaño óptimo, inyectamos Ovidrel y esperamos, pero no me hice la prueba de embarazo, a los 20 días empecé con antojos y dolor en los pechos, fue cuando decidí hacerme la prueba de embarazo, saliendo positivo casi de inmediato, ¡No lo podíamos creer! Inmediatamente fuimos a que me realizaran una prueba de sangre y el segundo positivo fue la mejor noticia que nos pudieron dar!

No puedo explicar la emoción cuando el Dr. Nos confirmó mediante ultrasonido que ¡Estábamos embarazados! Nos emocionamos mucho más, cuando escuchamos la primera vez el latido del corazón de nuestra hermosa bebé!!! En este momento ya tenemos 21.6 semanas de embarazo,  y ojalá que todas las mujeres que están leyendo este testimonio, y, que tienen un diagnóstico de ovarios poliquísticos, años sin poder salir embarazadas, no se desanimen, tengan la seguridad de que sí se les dará, deben confiar en Dios, y en las manos profesionales de equipo de CEMER.

ML

Escriba un comentario