Milagro de Dios

Todos los días que me levanto y miro el milagro que Dios hizo en mi vida me doy cuenta que la espera valió la pena y que él nunca nos desampara, estoy súper agradecida con nuestro Señor Jesucristo por haber puesto en nuestro camino al Doctor Sergio Bendaña.

Visitamos varios ginecólogos, después de dos años de no conseguir un embarazo, me daban medicamento para mi problema (Ovarios Poliquísticos) pero nada ya  había perdido las esperanzas y los comentarios de la gente me tenían muy mal ya que pasaba el tiempo y no lograba quedar embarazada, yo le decía a mi esposo que no tenía sentido que estuviera conmigo, sino le iba a poder dar lo que el tanto anhelaba su propia familia. Pero el siempre me apoyo y me dio su amor y cariño en esos momentos de tristeza, me dijo que confiara en Dios que el todo lo puede. Un día mi mama llego temprano a visitarme y me dijo que ya sabía dónde podía ir  por lo de mi problema me dijo que una amiga le conto del Doctor Sergio Bendaña yo le dije que  sí pero primero voy a buscar en Internet para ver que tan cierto es ya que no creía mucho en los ginecólogos por experiencias pasadas, entre a la página de CEMER leí toda la información  hasta los testimonios y me emocione y pensé un día voy a ser yo la que va mandar su testimonio a esta página, desde ese momento supe que CEMER era la solución a mi problema. Después de mi primera visita nos mandaron hacer todos los exámenes yo ya sabía que era yo la del problema me lo confirmaron y me sentí muy mal luego nos indicaron un tratamiento súper sencillo hicimos dos intentos y no nos funciono el Doctor me dijo que podíamos seguir intentando pero para no seguir gastando que nos fuéramos a lo seguro que era la inseminación en ese momento sentí temor pero  me explicaron que era un procedimiento sencillo y rápido me sentí más tranquila, tarde más tiempo en decidirme que en quedar embarazada al primer intento lo logramos.

No sé como explicarles la felicidad que sentimos  el día    que Dania nos llamo para darnos la buena noticia, lloramos con mi esposo  y dimos Gracias a Dios  por darnos  la oportunidad  de ser padres.

La sorpresa que nos llevamos fue el día del primer ultrasonido, la Doctora Noris le pregunto a mi esposo que cuantos saquitos miraba mi esposo solo se reía yo le dije 3 Doctora y ella me dijo si son tres no sabíamos si reírnos o llorar con mi esposo yo me preocupe mucho  ya que es un embarazo de alto riesgo, pero gracias a Dios todo salió bien  mis bellos trillizos están a punto de cumplir sus nueve meses y están sanitos y bellos. Mi esposo y yo estamos  muy agradecidos con el Doctor Sergio por su atención y su gran corazón se porto super bien con nosotros y gracias a su conocimiento mi embarazo logro llegar a 35 semanas. Estamos agradecidos también con la Doctora Noris  Maldonado y todo el equipo de CEMER.  No me queda más que decirles a todas las parejas con problemas de infertilidad que visiten CEMER que con fe en el Señor Jesucristo su problema tendrá solución.

Aquí les dejo una fotito del milagro que Diosito hizo en nuestras vidas.

Kendall, Ixel y Kaily los tres amores de papa y mama besitos y suerte.

Gracias a toda mi familia por su apoyo incondicional.

*Para mas informacion visita nuestro centro de infertilidad:  www.cemerhn.com, CEMER FIV Honduras

Escriba un comentario