Mi Milagro viene en camino

Tegucigalpa, febrero del 2019

Nos casamos en el año 2012, decidimos no utilizar ningún método anticonceptivo, ya que siempre quisimos ser padres, pasaron los años y no salía embarazada, así que empezamos a buscar ayuda, buscamos en el internet información de todas las clínicas de fertilidad que existen en Honduras, Mi cuñada encontró a CEMER y ella misma llamo y también hizo la cita, llegamos a nuestra primera consulta en el año 2016 con el doctor Sergio Bendaña y me diagnosticaron Miomas en el Útero, me dijo que había que realizar la operación para retirarlos, ya que si quería salir embarazada los miomas impedirían el desarrollo del bebe o podría sufrir un aborto, pues el mismo año el Dr. Bendaña me realizo la operación y me dijo que para salir embarazada había que esperar un tiempo de recuperación pero que pasado ese tiempo podía hacerme un procedimiento de In Vitro, nos explicaron el proceso y el costo que implicaba.

Por situaciones económicas y de trabajo no lo hicimos en el tiempo indicado después de la operación, ya que esto implicaba tiempo para viajar y somos de Tegucigalpa, Por lo mismo en el año 2017 buscamos una opción de tratamiento aquí en Tegucigalpa, fuimos a un hospital muy prestigioso con un doctor ”especialista en Fertilidad” resulta que el doctor me dice que puede hacernos una inseminación artificial ya que no ve el gran inconveniente según mis exámenes, pues les cuento que no me hizo una inseminación, Me hizo tres Inseminaciones artificiales y con ninguna quede embarazada, nos decepcionamos muchísimo, pero mi fe en DIOS es tan grande que algo me decía sigue… ustedes pueden…y así fue lo deje todo con tal de perseguir nuestro sueño y a finales del año 2018 le dije a Dios que haría mi ultimo intento que bajara desde donde estuviera y que me hiciera el milagro, hable con mi esposo y decidimos regresar con el doctor que me había dado esperanza desde el principio con el doctor Bendaña y como siempre me animo a seguir adelante.

Empecé el tratamiento In Vitro en noviembre 2018 y ese mismo mes Dios permitió que mi sueño se hiciera realidad, Mi Milagro viene en camino, hoy tengo tres meses de embarazo y mi hijo o hija está en perfecto estado gracias a Dios.

Agradecida primeramente con DIOS y con el doctor Sergio Bendaña y todo su equipo, ya que ellos son ángeles que DIOS manda a esta tierra para que a través de ellos lleguen sus milagros.

Escriba un comentario