Mi bello y gran Milagro

TESTIMONIO E. C.

 

Tengo 28 años siempre tuve problemas con mi periodo que era irregular.  En el 2013 Salí embarazada por primera vez a mis 23 años,  cosa que como toda mujer soñaba con que llegara esa etapa a mi vida, como tenía retraso me hice pruebas en orina y ninguna salía positiva y decidí hacerme una en sangre y dio positivo el siguiente día de la noticia fui al Dr. a ponerme en control según los cálculos y todo el Dr. dijo que ya tenía 2 meses y medio de embarazo.

Me puso en control pero a los 3 meses tuve un pequeño sangrado lo cual empecé a tener complicaciones con mi embarazo llegando al punto de perder a mi bebe, ya para ese entonces tenía 3 meses y 2 semanas.

Cuando perdí mi bebe el Dr. me mando con otro especialista  para que me hiciera unos estudios, y según ultrasonido me dijo el  Dr.  Que me daba 2 meses para salir embarazada ya que según estudios mi útero estaba creciendo algo lo cual con el Embarazo lo tenía que expulsar, en caso de no salir embarazada me iban a tener que someter una cirugía para sacar mi matriz y todo completo. Y yo  le pregunte  y eso que significa? Él me contesto si te someto a esa cirugía Jamas vas a ser madre; después de perder mí bebe y que me dijeron eso fue devastador. Ya que ese era mi sueño más anhelado y para mi esposo también, para los dos era algo muy fuerte y bien difícil de asimilar.

Solo quedaba orar y pedir a Dios para que eso no pasara. Decidí no salir embarazada en ese entonces; pero Dios hizo la obra de desaparecer eso de mi matriz. Conforme iba pasando el tiempo siempre que tenía 1 semana de retraso me hacía pruebas de orina y de sangre pero salían negativo, en el 2016 volví a tener retraso me hice pruebas en orina y nada, me la hice en sangre lo cual salió Positivo y me puse en control. Cuando se confirmó el embarazo solo se miró el saco gestacional por lo cual me dieron cierto tiempo para ver qué pasaba, resulta que el corazoncito no se formó y a las 8.2 semanas de embarazo decidió el Dr. hacerme un legrado el 15 Julio 2016.   Llore y decía porque a mí, para ese entonces otras mujeres muy cercanas también estaban embarazadas y yo miraba como disfrutaban de su embarazo, y era muy difícil soportar una pérdida más y una vez más quedar con mis brazos vacíos; y con esa ganas inmensas de tener un bebe. Yo decía jamás podre llegar a vivir ese experiencia tan bella de disfrutar un embarazo y que llegue ese día de tener mi bebe en brazos.

Agosto del 2016 como ya era mi segunda perdida decidí ir con el Dr. Sergio Arturo Bendaña (CEMER) a ponerme en tratamiento. Me mando hacer estudios genéticos, un estudio en el útero, diferente estudios en sangre, a mi esposo le mando hacer estudios genéticos y un espermograma.

Según un estudio el útero tenía unas manchas negras los cuales el Dr. me dio tratamiento,

Cuando ya tuve el resultado de todos los estudios realizados tanto a mí como de mi esposo fuimos al Dr.  e informarnos el porqué de las perdidas. Mi esposo estaba bien pero yo tenía la testosterona Libre alta, las manchas negras en el útero. El Dr. me dijo vamos a darle  tratamiento, pero hay que orar porque Dios es El que tiene la última palabra.

EL tratamiento lo seguí tal y como el Dr. Sergio me dijo y pasaron los meses, para el Junio-2017 yo tenía que intentar salir embarazada pero en ese entonces no pude ya que me sometí a una cirugía de otro caso, por la recuperación intente salir embarazada hasta en octubre pero no quede embarazada.

Mi embarazo llego hasta en Diciembre-2017 no venía mi periodo y no hice mucho caso porque yo pense que seria lo mismo de siempre. Pasaron 2 semana y como tenía un viaje para esa época mi esposo me dijo antes que salga de viaje se hace un aprueba de embarazo porque si sale Positivo no se va de viaje y fue así como me hice una prueba de orina a buen 6 de la mañana.   Primero solo me dio una rayita y yo solo dije va lo mismo de siempre una vez mas no estoy embarazada, me dio mucha tristeza y me puse a llorar; pero decidí dejar la prueba sobre el tanque del inodoro mientras me bañaba y cuando salí volvi a ver la prueba y miro que tiene las 2 rayitas di vueltas y vueltas, llore y decía Dios mío esto es posible, no lo puedo creer y tome fotos y video, por primera vez me salió una prueba de esas Positivo; Aun así sin  decir nada a mi  esposo  para confirmar el día siguiente me fui a mi trabajo me realice un prueba en sangre y también dio POSITIVO; de  inmediato llame a CEMER para hacer cita y que el Dr. mirara que mi resultado era positivo y chequeara  como estaba mi embarazo, llego el momento de la cita mi corazón acelerado de la emoción. En efecto estaba embarazada pero solo estaba el saco gestacional el Dr. me dijo que era un embarazo temprano y me dio 2 semanas; en esas 2 semanas se tenía que formar el corazoncito y ver el embrión.

Una  semana después empecé con  sangrado, yo decía Dios Mío un vez más  no por favor; de inmediato llame al Dr. por lo sucedido en efecto era una amenaza de aborto y me pusieron 1 progesterona  y me dio reposo absoluto hasta la fecha que El me había dado para ver si se formaba el corazón. Yo solo pedía ver ese corazoncito y ese embrión mientras por mi mente pasaba mil cosas y mucho miedo, llego el momento tan esperado que El Dr. me chequeara y en efecto ahí estaba lo que tanto soñaba  mirar y escuchar: ese pequeño corazoncito. Mi corazón se aceleró  y de mis ojos rodaron lágrimas de la inmensa felicidad al ver  que mi bebe estaba ahí, daba Gracias a Dios por el gran milagro. Aun así seguí en reposo por que hubieron más amenazas de aborto me pusieron 3 progesterona más y así pasaron los meses de peligro. Ya a los 4 meses  estaba estable,  siguiendo los cuidados y recomendaciones del Dr.

Dios me está dando el bello privilegio de ser madre de una linda y hermosa princesa, disfruto cada día mi embarazo  y así han pasado los meses. Hasta  estas fechas que faltan pocos días  para conocer mi bella princesa.

Gracias al conocimiento y la experiencia del Dr. Sergio  y con la ayuda de Dios estoy logrando mi más grande Sueño de ser madre.

Por más Difícil que sea la situación y sin importar todos los procesos que tengamos que pasar nunca hay que dejar de confiar y jamás perder la fe, porque como dice la Biblia no existirá mujer estéril sobre la tierra.

Con la ayuda de Dios y con los avanzases que hay en la medicina todo es posible.

 

No desmayes tu milagro y tu sueño pronto se hará realidad.

Escriba un comentario