LA ALEGRIA DE SER PADRES

Nuestro bebe, Milagro de Dios

Hola, mi esposo y yo les queremos compartir un fragmento de nuestra vida y este es la lucha que tuvimos para poder gozar de la alegría de ser padres.

Nos casamos en julio de 2013, Y nuestros planes fueron dejar de planificar para diciembre de ese mismo año y según nosotros a más tardar entre enero y febrero del 2014 tendríamos un embarazo seguro, pero vaya sorpresa los meses comenzaron a pasar y no ocurría nada.

Cabe mencionar que tengo síndrome de Ovarios Poliquísticos detectado muchos años antes de casarme por lo tanto estuve en tratamiento para poder controlar este descontrol hormonal; seguido a esto los meses pasaron sin poder salir embarazados regresamos al consultorio del ginecólogo y empezamos con una maratón de exámenes, uno tras otro, sin tener respuesta, nos cansamos de no obtener respuestas y sabemos que los exámenes son necesarios para poder armar un cuadro clínico pero el tiempo pasaba y la única respuesta que obteníamos del ginecólogo era “bueno ahora haremos otros análisis”, nos cambiamos en este caso a un especialista en esterilidad e infertilidad, le llevamos nuestros análisis y empezamos un tratamiento por más o menos un año, mes a mes nos hacíamos pruebas de embarazo y solo obteníamos resultados Negativos, muy frustrados, tristes y cansados con mi esposo decidimos tomar un tiempo libre de tratamientos y demás, fue entonces cuando encontramos a CEMER revisamos su página de Facebook, leímos sus testimonios y vimos fotografías de parejas que habían tenido problemas para poder tener hijos y verlos con sus hijos en esas fotos nos dio un chispazo de esperanza, fue por esa razón que en mayo de 2016 nos contactamos con CEMER, debo aludir que estábamos algo dudosos ya que nosotros vivimos en Tegucigalpa pero nos dijimos queremos tanto esto y si este es el siguiente paso confiados en Dios lo haremos; pronto tuvimos la primera cita con el Doctor Sergio Bendaña, le expusimos nuestra experiencia y a partir de eso el armo un plan a seguir con respecto al tratamiento que íbamos a llevar para poder concebir a nuestro bebe, nos sentimos en todo tiempo muy confiados con el Doctor, recuerdo que en un examen que me estaba realizando estaba muy nerviosa y se acercó y me dijo “no se preocupe que dentro de poco lo que tendrá ahí dentro será un bebe” esas palabras me dieron tranquilidad y esperanzas, no podemos dejar de mencionar el staff de profesionales que trabajan con el Doctor personas muy cálidas y comprometidas con su trabajo.

Fue así como pasaron más o menos 3 meses de tratamiento y para el 9 de septiembre de 2016 nos dimos cuenta que estábamos esperando un bebe, fue un maravilloso día, supimos que el tiempo de Dios es perfecto, estamos muy agradecidos con Dios, con el Doctor Bendaña y su equipo de colaboradores por el acompañamiento y apoyo que nos brindaron.

 

Ahora gozamos de la alegría de tener a nuestro bebe Adrián Alejandro Palma Girón.

Escriba un comentario