Hipotiroidismo e Infertilidad

El hipotiroidismo es una condicion endocrina en la cual la glándula tiroides esta alterada y no produce la cantidad suficiente de hormonas que necesita el organismo para su funcionalidad metabólica. Puede ser congénito o adquirido, y entre sus efectos está un enlentecimiento de los principales procesos metabólicos del organismo.

Lo síntomas comunes de el Hipotiroidismo son:  decaimiento, falta de fuerzas, estreñimiento, intolerancia al frío, bradicardia (ritmo cardíaco lento), aumento de peso, alteraciones de las menstruaciones e infertilidad, entre otras.

Los trastornos de tiroides son frecuentes durante la edad reproductiva de la mujer. Los problemas de fertilidad y el hipotiroidismo tienen una relación estrecha y directa.  La relación que puede tener el hipotiroidismo con la infertilidad se debe a que algunas pacientes hipotiroideas aumentan otra hormona hipofisiaria que se llama prolactina. La Prolactina elevada puede producir falta o alteración de menstruaciones, falta de ovulación y descarga de leche por el pezón (galactorrea). En estos casos se trata con medicamento y con hormona tiroidea de reposicion.

Si estas pacientes no se diagnostican, persistirán con alteraciones de su ovulación, que puede manifestarse en infertilidad cuando buscan embarazo, aborto recurrente si lo logran y no tienen tratamiento adecuado.  Es por ello que los especialistas aconsejan a aquellas mujeres que planifiquen quedarse embarazadas soliciten a su ginecólogo un estudio completo de la función tiroidea ya que el hipertiroidismo, además de ser causa de infertilidad o subfertilidad, también afecta al desarrollo del feto y aumenta enormemente el riesgo a sufrir un aborto durante el primer trimestre de la gestación.

La tiroiditis de Hashimoto es un tipo de hipotiroidismo causada por una alteración genética producida por la presencia de anticuerpos antitiroideos. Aunque la glándula funcione bien, la presencia de estos anticuerpos afecta a la fertilidad.

Los trastornos en la glándula tiroides, además de acarrear problemas físicos, afecta negativamente el estado de ánimo de la paciente y a la libido, ya que la falta de energía y la fatiga afectan el deseo sexual. Ante un diagnóstico de hipotiroidismo es aconsejable iniciar un tratamiento hormonal óptimo para nuestro organismo, la pérdida de peso, la práctica de ejercicio físico, y de ser necesario, incluir en la dieta suplementos de estrógenos y de progesterona para aumentar el deseo sexual.  Todos estos indicados por su medico especialista.

Es importante diagnosticar el hipotiroidismo y controlarlo con un especialista en Endocrinologia.  Si ya sufre de esta condición y también presenta problemas de infertilidad debe ser un especialista en Reproduccion Humana junto con su Endocrinologo los que monitoreen su salud reproductiva.  El tratamiento adecuado, puede dar resultados positivos en la capacidad para concebir un hijo y proteger contra el riesgo de un aborto no deseado.  Ya que una vez que se consiga el embarazo es importante controlar los niveles hormonales para que no afecten al feto. Y lograr un embarazo y bebe saludable.

Para mas informacion de esta condicion visita nuestro centro de Reproduccion Humana e Infertilidad, CEMER:  www.cemerhn.com.

Y para mas informacion del Hipotiroidismo visita:   http://es.wikipedia.org/wiki/Hipotiroidismo (copia y pega en barra de direcciones).

Escriba un comentario