En buenas manos

Primeramente damos a gracias a Dios, así mismo al equipo que conforma CEMER al inicio desconocíamos el procedimiento y ellos nos dieron el apoyo, a través de exámenes el Dr. Sergio Bendaña, pudo determinar que procedimiento era el indicado para nuestro problema de infertilidad, cabe mencionar que desde la atención en el primer momento nos sentimos confiados y con la seguridad que estábamos en buenas manos. Cuentan con un personal amable que demuestran el amor y la pasión de lo que hacen. Agradecemos su paciencia y colaboración en este gran proceso ya que fue toda una experiencia que ha valido la pena. Me encuentro en la semana 13 y esperando dos bebes que hasta el momento están teniendo un desarrollo normal. Nos sentimos inmensamente feliz 😍 es algo que habíamos soñado y anhelado ❤ y que gracias a Dios y al Dr. Sergio Bendaña y al equipo de trabajo de CEMER a sido posible. 🙏Que Dios los bendiga siempre🙏

Escriba un comentario