Difícil, pero no imposible

 

Por varios años pedimos un bebé a nuestro Señor Jesucristo, y teníamos la fe y confianza que Él cumpliría su promesa en su tiempo, ya que me diagnosticaron con síndrome de ovarios Poliquisticos (SOP), lo que se hizo un poco difícil, pero no imposible.

En julio del 2018 me recomendaron al Doctor Sergio Bendaña por lo que llamé e hice la cita, muy amable nos atendió y durante 3 meses estuve con Nutricionista y siguiendo las demás instrucciones que él me dio. A finales de octubre del 2018 regresamos con el Doctor e iniciamos el tratamiento de fecundación in vitro siempre confiando en Dios, y en Él Doctor Sergio que Dios usa como instrumento para darnos la felicidad de ser Padres.

En noviembre 2018 el resultado fue positivo, ya estoy en el 5 mes de embarazo y esperando un hermoso varón que es un regalo de Dios, damos gracias a Dios por el milagro recibido, al Doctor Sergio Bendaña, y a su equipo que están apoyándonos en todo el proceso.

A los matrimonios que están en busca de un bebé y que no lo han logrado no pierdan la fe y confianza en Dios, y busquen ayuda, ya que el médico recibe su ciencia de Dios y del Rey su sustento, y también él ora a Dios para que le dé acierto al diagnosticar y al aplicar la medicina saludable. (Eclesiástico 38,1-15).

Escriba un comentario