Cuándo pensamos que era imposible, Dios nos hizo el milagro

Cuándo pensamos que era imposible, Dios nos hizo el milagro

Tengo 10 años de casada, en 2009 cuando nos casamos con mi esposo decidimos esperar un año para poder tener hijos, pero la decisión cambió a los 6 meses de casados y empezamos a intentar pero no podía quedar embarazada, yo sabía que padecía de ovarios poliquisticos desde que estaba soltera, pero la doctora que me descubrió el síndrome me dijo que no tendría problemas para tener hijos, pero al ver que no podía salir embarazada empecé a buscar ayuda médica me puse en muchos tratamientos, me hicieron todo tipo de exámenes pero ningún doctor podía hacer que concibiera, pese a que pase por infinidad de doctores, en 2013 platicando con una amiga me comento que ella iba con el doc Sergio Bendaña en la clínica CEMER, me brindó los datos de ellos y que llamara que no perdía nada pero podía ganar mucho, cuando fui a consulta con el doc. Bendaña me dijo que me revisaría que pasara a cambiarme para empezar, le dije doc acá tengo todos los exámenes que me han realizado, se los entregue y el fue muy sincero, me explico que naturalme solo podía quedar embarazada un 2% pero eso podía llevar años y a medida pasara el tiempo estas disminuían, cuando me dijo eso en automático empecé a llorar y el muy amable y paciente me dijo que no llorara que ya vería que después lloraría de alegría cuando viera a mi bb.

Me explico el procedimiento a seguir que era una inseminacion artificial he inmediatamente empezábamos el tratamiento, lastimosamente el primer tratamiento fallo, ellos me explicaron que era normal pero que lo volveríamos a intentar.

Cuando me dijeron eso sentí que yo ya no tenia sentido que había fracasado como mujer, me pelie con Dios me sentí devastada diciéndole porque me pasaba eso a mí si podía darle una buena vida a mi hijo viendo tanto niño en la calle como sufre.

Fue tanto la decepción que me retire del tratamiento y decidí enfocarme en mi trabajo, pero los planes de Dios eran otros, en 2018 volví a pensar en tener un bb pero no era algo concreto, pues mi trabajo era muy absorbente pero 2019 decidí volverlo a intentarlo me encomiende a Dios y en cada cita que iba siempre le pedía que fuese el (Dios) quien me atendiera y que él Doc. Bendaña fuera un instrumento para que todo saliera bien, seguí todas las indicaciones tal como me las daban y gracias a Dios que tiene un ángel en la tierra el Doc. Sergio y lo usa como instrumento para ayudar a parejas a lograr sus sueños, realmente no tengo como agradecerles a él y su equipo de trabajo, jamás tendré palabras para agradecerle todo lo que hicieron por nosotros y poder lograr este milagro, hoy muy feliz estoy esperando a mi primer bb.

 

 

GL

Escriba un comentario